Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Privacidad y cookies.

Copas básicas en hostelería.

Comentarios (0)

Copas básicas en hostelería.

En el mercado existen infinidad de copas, y cada una de ellas con una función. Las básicas en un restaurante son las de agua, tinto, blanco, champán, licor y combinado. Su adecuada elección es muy importante para el establecimiento.

Las copas son una herramienta que ayudará al comensal a disfrutar de la elección de su bebida  en su máxima expresión. Es signo de buena atención ofrecer las copas específicas para cada tipo de  vino. Es un detalle que contribuye a la imagen del restaurante.

Actualmente los fabricantes de copas ofrecen opciones específicas para cada vino, incluso por el tipo de uva con el que este se haya elaborado. No es necesario contar con un arsenal en tu establecimiento, bastará con contar con los tipos básico.

Copa de vino tinto

Son las copas Burdeos o Borgoña. Son grandes, en forma de balón de garganta ancha y bordes curvados hacia adentro. Ayudan a que haya una gran superficie del vino en contacto con el aire, para ayudar a su oxigenación. Las copas Borgoña, son más grandes que las Burdeos, y están orientadas tanto para los vinos jóvenes como viejos. La copa Burdeos esta diseñada para airear los vinos tintos muy elaborados.

Copa de vino blanco

Son parecidas al modelo Burdeos, pero más pequeñas y con el tallo más largo, Esto es así para evitar que el vino se caliente. La boca es más estrecha para conservar el frío ya que el vino blanco debe servirse a una temperatura de unos 6ºC.

Copa de vinos espumosos

Son copas altas y estilizadas adecuadas para consumir vinos espumosos. Suelen tener un cuerpo aflautado y largo, aumentando su anchura levemente hacia la boca. Esta forma facilita que el cava o champan se conserve a baja temperatura y que se aprecie la calidad de las burbujas y la concentración de sus aromas.

En cualquier caso, independientemente del tipo de vino a consumir, la presentación de las copas en la mesa es esencial. Deben estar perfectamente abrillantadas permitiendo la visibilidad perfecta a través del cristal.

Estas son algunas indicaciones básicas a tener en cuenta en la elección de las copas. Con ellas estará logrando que sus clientes tengan una degustación más placentera y sumara puntos a su nivel de satisfacción en la valoración del establecimiento.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios